lunes, 7 de febrero de 2011

Observando las aves

De todos los grupos zoológicos existentes en el planeta Tierra, me atrevería a decir que las aves son el grupo más interesante de los que podemos observar en una salida al campo. 

Es muy fácil avistar diferentes tipos de aves o en el caso de no verlas, es frecuente escuchar sus cantos. Somos muchas las personas que disfrutamos de la ornitología, como si de un juego se tratara, observar e identificar a las distintas especies. 


Si nuestro trabajo como guías en la naturaleza nos permite visitar lugares con buenas posibilidades para la observación de aves, por ejemplo los humedales como pueden ser las lagunas, arroyos, charcas, ríos o marismas, no debemos dejar pasar la posibilidad de sensibilizar a los participantes a través de ellas.

Las aves nos permiten tratar muchos temas ambientales como la etología de cada especie, lo que les afecta la contaminación por pesticidas, las migraciones, la importancia de conservar los ecosistemas donde viven, cómo distinguir a una especie de otras, etc. 

Algunas propuestas educativas en los intinerarios en la naturaleza:

Si llevamos un grupo de escolares, por ejemplo, podemos llevar unas fichas para rellenar con los datos de las aves observadas: colores, forma del pico, tamaño, qué hacía en el momento del avistamiento, dónde se encontraba, … Una vez recopilados estos datos, y con la ayuda de una guía de aves podemos intentar identificar a la especie.

Sólo necesitamos unos prismáticos y una poca de paciencia para encontrar a estos maravillosos seres que surcan los cielos. A partir de ahí, es cuestión de interés.

Por este motivo, es muy recomendable que un buen guía en la naturaleza tenga conocimientos sobre estos temas, y para ello, se organizan en muchos centros de educación ambiental cursos de iniciación y especialización en ornitología, una buena oportunidad para formarnos.

Manuel, gracias por la  magnífica foto de la abubilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario